Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Un curso tan atípico no podía acabar de otra forma

El lío que ha montado el Fuenlabrada tiene el final adecuado a una temporada surrealista

Incuestionable, no falla el añejo aforismo. El color del cristal con que se mira es determinante para que la división de opiniones no falte a lista. Me refiero al morrocotudo berenjenal que se ha organizado por la infección de coronavirus en el vestuario del Fuenlabrada. Desde Coruña braman a todos los niveles de la sociedad, en el Fuenlabrada se defienden, en el Elche miran cautelosos y desde Albacete se confirma que no tienen un pase.

Ha sido una pena que algo que iba desarrollándose a duras penas, pero de forma exitosa, haya tenido tan triste final. Y en el corazón del laberinto, Javier Tebas y sus circunstancias. Un hombre del que se mofa Lendoiro al compararlo con Vinicius por su ineptitud a la hora de la verdad. No tiene razón el que fuese milagrero presidente del Dépor, que habla desde el fondo de la dolorosa herida que le ha supuesto el descenso del equipo que ganó una Liga bajo su mandato.

Lo más aparatoso ha sido el cruce de declaraciones que han efectuado la alcaldesa de Coruña y el Fuenlabrada, que, para más inri, tiene a un hijo de Tebas como abogado. Y aquí, en este conflicto de intereses es donde puede estar lo más entretenido del affaire, pues a ver cómo se comporta el presidente de LaLiga teniendo a su hijo en la otra acera del camino. Pero la alcaldesa coruñesa ha sido la que con más dureza ha entrado en el problema y lo ha hecho con todo derecho.

A ver cómo iba a reaccionar una ciudad que ve cómo le han metido el bichito por culpa del fútbol, a causa de un club que obró de forma atolondrada para ocasionar una hecatombe sanitaria. Sigo creyendo que el responsable principal de este descalzaperros es el club madrileño y que debe ser el que pague toda la vajilla que se rompió. Y no puede ser que de culpable pase a beneficiado, ya que no es lo mismo lo que debió ser a que le baste el empate ante un equipo destrozado.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios