La ciudad y los días

Carlos Colón

¿Quién da alas a ETA?

SIEMPRE la misma presión de las pistolas que vienen por detrás: el "unos sacuden el árbol y otros recogen las nueces" atribuido a Arzalluz. Mientras el Gobierno pide al Tribunal Constitucional que mantenga la suspensión de la Ley de Consulta popular vasca, porque su celebración y posterior inconstitucionalidad supondrían un "daño irreversible a los intereses generales del Estado", la portavoz del Gobierno vasco dice que "negar la consulta es dar alas a ETA". Curioso argumento, por parte de la portavoz de un gobierno democrático, este de que haya actuaciones gubernamentales que den alas a los terroristas. ¿Quién da o quita alas a ETA? Se dijo que fue el franquismo quien creó este monstruo y le dio las alas. Pero el franquismo se extinguió, y en la España democrática y autonómica ETA siguió (y sigue) matando aún con más saña. ¿Quién decide qué le da alas a ETA o se las quita? Pienso -aunque esté mal visto decirlo- que es una parte más numerosa de lo que se quiere reconocer de la sociedad vasca quien le otorga esas alas, al no romper claramente con los sueños independentistas y con las actitudes política, cultural, social y racialmente anti españolas.

"Vascos sí, ETA no" se gritaba en las manifestaciones. Y al oírlo me preguntaba si los etarras y su entorno político serían extraterrestres en vez de vascos, una fuerza alienígena que se les hubiera infiltrado sin tener nada que ver con ellos, un demonio que los poseyera o un cuerpo extraño que los torturara y de los que hubiera que ayudarles a liberarse. O si más bien ETA se nutre de la misma obsesión nacionalista y de la venenosa herencia del racista Arana que infecta por igual a los nacionalistas vascos supuestamente moderados y a los evidentemente radicales. Hay vascos que comparten con el resto de los españoles el triste privilegio de ser víctimas de otros vascos. Pero estos son acusados por los nacionalistas de ser españolistas y traidores a la patria vasca.

El líder del PNV en Guipúzcoa se ha sumado a la portavoz del Gobierno vasco advirtiendo que si no se celebra la consulta "la democracia dará un paso atrás" que provocará "la crisis del Estado" y "multiplicará el tamaño del problema vasco". Consulta o consulta: no hay más alternativa si no se le quiere dar alas a ETA, hacer retroceder la democracia, provocar una crisis del Estado y multiplicar el tamaño del problema vasco (hasta ellos acaban utilizando una terminología tumoral). ¿Saben cómo llama el Diccionario de la Academia a la "presión que, mediante amenazas, se ejerce sobre alguien para obligarle a actuar en un determinado sentido"? Extorsión.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios