Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

El 30-D dejó el panorama muy claro

Que el equipo responda adecuadamente es la asignatura que Haro y Catalán han de aprobar

Sólo falta que la gestión del club fluya por las botas a fin de que lo realizado en la moqueta se refleje en la hierba. Eso es así y lo que dio de sí el 30-D dejó diáfanamente claro qué es lo que apoya la mayoría. La mayoría, me refiero, de los que pueden opinar asambleariamente, sin nada que ver con lo reflejado en redes sociales, en negro sobre blanco o en ondas hertzianas. O sea que en la gestión de los gestores queda la cosa y punto en boca.

Ángel Haro y José Miguel López Catalán tienen el futuro del Betis en sus manos. Un futuro que será espléndido a poco que el equipo responda en la hierba. Y para que el equipo responda en la hierba ha de parecerse a un equipo y no ser la banda que ha parecido ser en lo que va de curso. ¿Y se cuenta con mimbres capaces de tejer un cesto mínimamente presentable? He ahí la cuestión. ¿Es un problema de individuos poco aptos o se trata de un defectuoso ensamblaje de activos?

Lo cierto es que el espectacular voto de confianza que los béticos le han dado al dúo Haro&Catalán ha multiplicado la responsabilidad que ambos tienen para que el club funcione. Como hasta ahora lo han hecho casi todo correctamente, sólo falta que acierten en lo principal, diríamos que en lo único que verdaderamente importa, que es el comportamiento del primer equipo en la hierba. Si éste no funciona debidamente, el proyecto se irá al limbo como tantos y tantos otros.

Desaprovechar la confianza mostrada por el bético mediante el espectacular 2.750 a 99 que registró el electrónico tendría consecuencias cuasi trágicas. Por tanto, y haciendo oídos sordos a tanto ladrido como juega a la contra, han de ponerse el traje de faena para conseguir que la moqueta y la hierba vayan de la mano. Y ahí es donde entra el rol de los profesionales, desde Miguel Torrecilla al último utillero, para que el Betis deje su sempiterno sinvivir y viva adecuadamente.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios