desde mi córner

Luis Carlos Peris

En el despacho no se da el nivel

Calendario y amnistía a la medida soliviantan el panorama de un fútbol, el español, brillantísimo en la cancha

ALGUIEN ha dicho que el gran triunfador de la asamblea anual del fútbol ha sido Mourinho y si eso fuera verdad, aviado va susodicho fútbol. Y lo malo es que algo de cierto hay en ello, ya que si los enfrentamientos entre los dos colosos se han colocado en fechas más agradables para el luso, lo de la amnistía también ha sido como un traje a su medida. Cuando se da una amnistía suele hacerse de forma generalizada, pero no ha sido el caso. En esa amnistía ha quedado fuera el granadinista Dani Benítez, pues a quien agredió fue a un árbitro y ya se sabe que el árbitro es la especie a proteger por los órganos disciplinarios.

Me pregunto al respecto si el árbitro golpeado en aquel Granada-Real Madrid es más importante que Tito Villanova, que fue agredido premeditada y alevosamente por el inefable Mourinho, Mou para la babosa hagiografía que le adora. ¿Por qué el dedo en el ojo de Tito tiene menos gravedad que el botellazo al colegiado? Es esto como una variante más en la vara de medir castigos, en esa vara que considera el grito simiesco al futbolista negro más grave que el que todo un estadio se acuerde de la madre del árbitro. Si se concede una amnistía, creo que debe ser para que todos los castigados puedan acogerse a ella, sin distinciones por la entidad del violentado.

Otra cuestión sobre el mismo tema es el berrenchín que han cogido en Can Barça con el perdón a Mourinho y es que siempre alza la voz quien más tiene que callar. Si ha habido algún club beneficiado con esa serie de perdones que concede magnánimamente Ángel Villar cada cierto espacio de tiempo, ése es el Fútbol Club Barcelona, el único club, por cierto, que se fue de rositas tras una clausura de campo. Son todos estos detalles concernientes a calendario y amnistía unas chinitas que han aparecido en el camino no más ha echado andar el curso. Y es que ni siquiera los éxitos de las distintas selecciones en el terreno de juego palian los errores en los despachos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios