La ciudad y los días

carlos / colón

Un determinado movimiento político

Ala señora Carmena deberían darle el marquesado del Oso con grandeza de Madroño. Porque nadie ha hecho tanto para que se hable de Madrid en toda España, todos los días y a todas horas. Ni las zarzuelas, ni Galdós, ni los sainetes de Arniches, ni Celia Gámez cantando en el Teatro Pavón el Pichi y Los nardos de la revista Las Leandras, ni Perico Chicote saliendo en el No-Do, ni Ana María González marcándose el chotis Madrid, Madrid, Madrid, ni las modernísimas Luz Márquez, Conchita Velasco, Katia Loritz y Mabel Carr recorriendo la Gran Vía en un descapotable mientras cantan Las chicas de la Cruz Roja, ni la Nueva Comedia Madrileña de Colomo y Trueba, ni Antonio López, ni la movida, ni Almodóvar… Nadie ha hecho por Madrid tanto como Carmena.

Mira que en este país se habla de Madrid; mira que si escribir en Madrid es llorar, hacerlo fuera de él es no existir; mira que son omnipresentes los tertulianos de Madrid que van de debate en debate como los moros de Queipo, dando la sensación de ser muchos cuando en realidad son una afanosa media docena que no debe ni dormir: por la mañana aquí, al mediodía allá, por la noche acullá, hoy en esta cadena, mañana en aquella y pasado mañana en la otra; mira que los informadores deportivos de la metrópolis nos empachan con el Madrid, como si en este país sólo se jugara al fútbol en el Bernabéu y el Camp Nou (Mourinho: "en España tenía cuatro partidos al año: Barcelona-Real Madrid, Real Madrid-Barcelona") y los demás estadios y clubes fueran futbolines... Pues la señora Carmena ha logrado hacer aún más jartible a Madrid por su omnipresencia en los medios.

Aquí me tienen, escribiendo sobre ella. ¡Qué le vamos a hacer! Pero en estos días de pactos en los que Sánchez está dispuesto a servir España en bandeja a Podemos hay que recordar quiénes son estos señores, sus franquicias, sus marcas blancas y quienes van con ellos de la mano. La concejal de Cultura de la señora Carmena, que gobierna el Ayuntamiento de Madrid gracias al apoyo del PSOE, ha metido la pata con los dichosos títeres. Doña Manuela se ha desmarcado diciendo que la representación le parece "deleznable". Pero como bajo la piel de cordero asoma lo que asoma, en el desmarque se le "deslizó" lo de "la actitud de un determinado movimiento político como es ETA". Y esto es mucho más grave que lo de los títeres.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios