Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Ante un día que se convertirá en efeméride

ESTAMOS ante una jornada con pinta de efeméride y eso hay que rentabilizarlo por el provecho de una ciudad que pasa a entrar en un club decididamente exclusivo. Sevilla escenifica hoy la primera manga de una situación magnífica con la colisión tantas veces dada entre sus dos equipos, pero con la novedad de que se sale del concierto habitual para tirar fronteras e incardinarse en esa especie de aldea global que controla la UEFA.

Favorito es el Sevilla se ponga como se ponga quien quiera ponerse. Aunque la entrada en Europa fue con el Betis por delante y sin necesidad de intervención de tribunal alguno, el menoscabo sufrido por su plantilla lo ponen como víctima más o menos propiciatoria. Un menoscabo, o degradación, que parecía obra del enemigo hace que hogaño, ahí los números, sea el Sevilla quien aparezca con la vitola de favorito para entrar en cuartos de final de la Liga Europa.

Los precedentes más cercanos registrados en Nervión son terroríficos para la tropa bética y eso influye a la hora de los pronósticos. Pero pronóstico y fútbol no siempre caminan de la mano y como, por si fuera poco, es un derbi, pues blanca y en botella... Lo que sí parece claro es que ambos llegan a la cita viviendo en el pico más alto en sus respectivas curvas de rendimiento. Calderón le ha devuelto mucha de la dignidad perdida al Betis y Unai dio con la tecla al fin.

Aunque los miocardios se dislocan en ambas aceras cuando toca coincidir, estamos ante un acontecimiento en el que debe prevalecer la sevillanía por encima de todo. Hoy, en el escaparate del fútbol, que es enorme y de una repercusión descomunal, estará Sevilla en lugar preferente y eso es mejor rentabilizarlo que tirarlo por la borda estúpida de unos comportamientos inadecuados. Sevilla-Betis, octavos de final Liga Europa, Cuaresma, tremendo, ¿quién da más?

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios