La ventana

Luis Carlos Peris

Para días señalaítos, los de ahora

TRAS el pedagógico y ameno pregón de Carlos Colón, ayer se entronizaba al Niño Jesús, hoy sale el Heraldo Real a la busca de las llaves de la ciudad y mañana se estallará la mayor eclosión anual que registra esta Sevilla nuestra tan propensa a eclosiones más o menos justificadas. Si hay sobredosis de días señalaítos en el calendario lúdico sevillano, éstos de hoy se llevan la palma. Gran antídoto para la mohína en que nos instalaron nuestros próceres el de estos días tan vertiginosos, tan ilusionantes a la espera de que nuestros descendientes abran los ojos ante lo que los Reyes Magos se dignen dejar en esos balcones entreabiertos por donde entra la ilusión de la misma forma en que escapa ese estado depresivo que se nos vino encima. Ya digo, ayer pusieron al Niño en su sitio epifánico, hoy discurrirá el Heraldo por el centro de la ciudad y mañana se echará toda, absolutamente toda, Sevilla a la calle. A ver quién da más.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios