Desde mi córner

Luis Carlos Peris

El dinero del futbolista y la alarma social

GENERA alarma social el dinero de los futbolistas, siempre ha sido así y es algo que suele reactivarse de forma cíclica así que llegan los grandes acontecimientos internacionales. Cuando es víspera de Mundial o de Eurocopa suelen publicarse los dineros que los peloteros pueden embolsarse dependiendo del nivel de éxito que obtengan para que a renglón seguido surjan las rasgadas de vestiduras por lo que se considera agravio comparativo.

Pasaba, incluso, cuando los perros eran atados con longanizas que el personal se escandalizase por los dineros de los futbolistas. Con la que está cayendo, la cosa se dispara y el escándalo hace metástasis para convertirse en clamor. Se hacen comparaciones que hacen sangre, pero creo que todo se desorbita porque no se explica bien de dónde procede el dinero que reciben los protagonistas de este inmenso circo en que se ha convertido el fútbol y que no es mayor que otros.

Suena muy fuerte que cada jugador vaya a recibir 720.000 euros en caso de campeonar. Setecientos mil pavos es un perraje que no está al alcance de casi nadie, pero es que esa cantidad representa tres cuartas partes de lo que la Federación Española se embolsaría. Y pregunto yo si no es más justo que el dinero que generan los futbolistas revierta en ellos a que se emplee en otra cosa. Ya sé que se me dirá que mejor en obras sociales, pero es que pocos tienen vocación de ONG.

Se arguye también que países como Brasil o Alemania pagarán la mitad que España a sus jugadores y aquí volvemos a insistir en que más natural es que la tierra sea para quien la trabaja, que para lo que anda alrededor. Es la misma cantinela de cada víspera de acontecimiento, que es cada dos años. Además hay que resaltar que la mitad de lo que perciba el futbolista irá a parar a las arcas comunes sin posibilidad alguna de evasión. Por tanto, no sé a qué viene tanta alarma.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios