Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Un disparate creado por un disparatado

El papelón de Sampaoli al mando de Argentina tiene difícil parangón en la historia del balompié

Vamos a ver dónde llega la onda expansiva, pero el estropicio es monumental. Vamos a ver qué ocurre cuando el equipo vuelva, si Ezeiza habrá ardido completamente o sólo a medias. Y es que viendo lo que Argentina anda perpetrando en Rusia, la integridad de sus componentes está en peligro. Qué ridículo más espantoso el de la tropa que debería comandar el mejor futbolista de la historia y que más parece en pies de Enzo Pérez y gente así.

Viendo cómo Jorge Sampaoli gestionó su año sevillista no acababa de entrarme en la cabeza sus buenos registros con Chile. A través de todo un curso no se sabía a ciencia cierta si el Sevilla era carne o pescado. Un día jugaba de una manera, al otro utilizaba un patrón bien distinto y todo partía de aquel enloquecido debut con resultado tenístico ante el Espanyol. Y ya cuando el fracaso de Leicester y la llamada de la albiceleste, todo fue de aurora boreal hasta el fin.

Con el potencial futbolístico que posee Argentina, con Brasil la mayor exportadora de jugadores, no es de recibo su papelón en el Mundial que tuvo un aperitivo para la alarma, el 6-1 que España le endosó en el Metropolitano hace tres meses. Ya la expresión de Messi antier durante el himno era premonitoria, con la mano restregándose la cara como sumido en una agobiante pesadilla. Sin duda, por la mente del genio no pasaba una sola imagen que invitase al optimismo.

Se puede refutar la cosa con la nula culpa de Sampaoli en el penalti que Messi erró ante Islandia, pero eso es anecdótico. Lo real es que cualquier rival que le toca parece mejor ensamblado que Argentina y lo cierto es que entre esta Croacia y Argentina hay un abismo. Ya sólo Modric y Rakitic son más coherentes que cuantos visten la albiceleste, incluido ese Messi con imagen de alma en pena. Vamos a ver de qué se disfrazan cuando vayan a desembarcar en Ezeiza.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios