calle rioja

francisco Correal

Uno de enero, dos de febrero

Volver a empezar. Los actores Paco León, Pepe Quero y Mayte Sandoval paseaban en el primer día del año por la Alameda, un plató oficioso de la mejor escuela de interpretación

ESTE juego lo he convertido en una tradición: cuál será la primera persona conocida a la que veré en el primer día del año. Lo saludo desde el balcón de mi casa: es Pepe Quero, el actor de los Ulen. Le deseo buen año y me lo devuelve con mandanga. "No sé, no sé... El año empieza en martes y termina en 13". En segunda posición de la tabla ha quedado el arquitecto Pepe García-Tapial, que fue decano del colegio de Arquitectos y conoce todos los misterios de Santa Clara y la torre de don Fadrique. En el día de los Manolos, el año le hace honores a los Pepes. Buena señal para Pepe Griñán.

Mi hijo sale buscando amigos, pero las que han madrugado son las abuelas: vemos a Mari, la abuela de su amigo Jorge; a Pepita, la abuela de su amigo Simón. Por la Alameda pasea Paco León, que se ha escapado por alguna rendija de la televisión, que en los diferentes especiales navideños está llena de presencias sevillanas: en un canal canta Pastora Soler, la eurovisiva de Coria del Río; en otro presenta Eva González, miss España de Mairena del Alcor; después de las uvas, con sus Nancys Rubias, sale Mario Vaquerizo, Alaska consorte, con parientes en Lora del Río.

Otra de las primeras visiones del año, de paseo con su mujer, es la del doctor Diego Carriazo, hijo de Juan de Mata Carriazo, descubridor del tesoro del Carambolo, de quien en 2014 hará 25 años de su muerte, ocurrida el mismo 1989 de la caída del muro de Berlín. Fue arqueólogo y medievalista, un doble afán que en esta búsqueda de identidades espureas está muy presente en algunos sueños soberanistas.

Hay en la ciudad carteles de Azabache. El cuarteto del revival de la Expo actúa el 8 de febrero en Fibes. Una semana antes, el 2 de febrero, Pastora Soler, Pasión Vega, Diana Navarro y Manuel Lombo estarán en Bilbao. De la Cartuja al Guggenheim. Uno de enero, dos de febrero, tres de marzo... Ese día, 3 de marzo de 2013, cumple 80 años Alfredo Landa. Horas antes de la Nochevieja, fuimos a un funeral en La Palma del Condado. Futuros Pardezas jugaban a la pelota en la plaza en la que Manuel Summers rodó en 1963 La niña de luto. En la abarrotada parroquia de La Palma recordé esa película viendo la estampa de la familia doliente, al término del funeral, recibiendo los respetos de la concurrencia. Allí estaba otra niña de luto, la viuda del finado, una palmerina que hace unos días se puso las mejores galas para asistir a la boda de su nieta con un forastero.

Alfredo Landa estaba en su mejor momento. El actor aparece tocando la guitarra junto a María José Alfonso en un fotograma de La niña de luto (1964), The Girl in mourning en la historia del cine español publicada en inglés para el mercado de Hollywood, Spanish Cinema. 1896-1983. La de los sesenta fue la década prodigiosa del actor. La película de Summers, con guión de Pilar Miró, la hizo Alfredo Landa entre El verdugo, de Berlanga, y Ninette y un señor de Murcia, la obra de Mihura que llevó al cine Fernando Fernán-Gómez antes de que lo hiciera José Luis Garci con Elsa Pataky.

Paco León y Pepe Quero son cosecha del teatro sevillano y de sus secuelas cinematográficas. Pupilos de Landinsky y Stanislasky. El primero estrenó en 2012 Carmina o revienta; el segundo hace de comisario en El mundo es nuestro. Un humor que es hijo, sobrino o nieto del pronto octogenario Alfredo Landa, el verdugo a su pesar en el garrote vil del tiempo.

La ciudad salía de su modorra. La lluvia viajó desde la puerta del Sol en la canción de Mecano hasta Sevilla, aunque no ahuyentó después de las doce campanadas la pirotecnia de los pueblos del Aljarafe. Entramos en el año del cincuentenario de la muerte de Cernuda en el destierro mexicano. Y la crisis deja su patria chica como una desolación de la quimera. Los turistas buscaban el triángulo protegido de Alcázar, Catedral y Archivo de Indias, que miden en siglos el paso del tiempo.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios