La ventana

Luis Carlos Peris

La errata es como la flor del jardín

AFORTUNADAMENTE, y aunque se cumplían las Bodas de Plata de la metedura de pata de Marisa Naranjo en la Puerta del Sol, uno sigue fiel a la costumbre de tomarse las uvas según dicta TVE. De esa forma me evité el mal rato de ponerme en la piel del ciudadano que estaba al frente de Continuidad en nuestro autonómico pirulí. Lo de Marisa Naranjo fue una erratilla al lado de lo ocurrido en San Juan a los tres segundos de vida de este 2015. Se decía que un periódico sin erratas era como un jardín sin flores, pero eso era en un tiempo de meticulosidad y correctores de pruebas. La figura del corrector, como tantas otras, fue amortizada y los periódicos de hoy vienen tan cuajados de erratas que son auténticos vergeles. Por todo ello, me niego a hacer chanza de la gran cagada autonómica, aun con el deseo de que no sea premonitoria de otro annus horribilis.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios