Puntadas con hilo

María José Guzmán

mjguzman@grupojoly.com

La falta de sombra ciega en la Avenida

La estética y orden de dos vías céntricas se han regulado con acierto y es ya un sello de Espadas

Quizás no se haya dado cuenta porque muchos atraviesan las calles mirando a la pantalla del móvil o, en este caso, mirando al suelo para ver por dónde viene el tranvía, la bicicleta o el grupo de turistas para evitar ser arrollado. Es cierto que el espacio público de la Avenida de la Constitución está bastante saturado, también porque es una vía turística de primer orden en Europa, muy concurrida. Pero si mira hacia arriba, mejor, si levanta la vista y contempla, no sólo realiza un acto biológico, observará que el desorden de cachivaches que ha reinado años atrás ha desaparecido y el aire de dicho entorno excepcional es bastante menos vulgar.

No ha sido fácil. Al Ayuntamiento le ha costado tres años de pelea y, al final, ha tenido que imponerse. En 2018 aprobó unos nuevos criterios para regular los elementos publicitarios de los comercios de esta vía y de la calle San Fernando que, en más de un 80%, no eran legalizables. La normativa afectaba a 106 establecimientos y Urbanismo ha tenido que intervenir de forma subsidiaria en el 60% de los casos.

El resultado son dos céntricas calles mejor ordenadas y con una estética sin estridencias y respetuosa con el entorno monumental en el que se encuentran y que en los primeros años de la década se convirtieron en un paseo no sólo despersonalizado, como todo aquel tomado por franquicias y demasiados veladores, sino bastante ordinario, en la peor de sus acepciones. No se trataba de recuperar las farolas fernandinas, como hizo Juan Ignacio Zoido nada más llegar a la Alcaldía. Era uno de sus compromisos electorales para hacer frente a esa piel mudada en la etapa de Alfredo Sánchez Monteseirín, sustituyendo el mobiliario urbano por "el de toda la vida". Por cierto, que ese tipo de farolas no es un modelo típico sevillano, como algunos venden.

El trabajo del actual gobierno municipal ha sido reconocido antes fuera que dentro, debe ser porque la falta de sombra que sufre la Avenida, eso es cierto, ciega e impide ver más allá. Sevilla acaba de recibir el Premio a la Sostenibilidad Digital Tourist 2019, un galardón que otorga la patronal de la industria tecnológica digital en España a las mejores prácticas turísticas. Y en este caso se valora la protección del paisaje urbano en un entorno Patrimonio de la Humanidad.

La distinción indica que Sevilla camina con paso firme por la senda de los destinos inteligentes y sostenibles, marcas del futuro de ésta y otras industrias. Pero, al margen de estas obligaciones que tiene cualquier gobierno municipal que quiere crecer en Europa, la ordenación paisajística realizada en el centro marca un estilo. Es, sin duda, un sello, una marca del gobierno de Espadas. Una nueva estética de Sevilla que, como todo, tendrá sus defensores y detractores. Hay otras zonas en las que urge una ordenación: en el barrio de Santa Cruz ya se ha empezado, pero está el eje Encarnación-Imagen... Esto ha sido sólo un anticipo de un plan más ambicioso que ya se redacta y que se presentará en breve. Un proyecto para proteger el paisaje urbano, que es un derecho que tienen los sevillanos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios