La ventana

Luis Carlos Peris

A favor de la bicicleta, pero por su sitio

AUNQUE no tengo nada contra las bicicletas y hasta me gustan siempre que estemos en verano, no tengo más remedio que seguir denunciando la forma de entender su uso por muchos de los incívicos que han tomado la ciudad como un inacabable carril bici. Me parece magnífico que el ciclista tenga su espacio sin necesidad de jugarse la vida entre coches y camiones, por supuesto que sí, pero abomino de esos que, por ejemplo, ayer y con la calle Tetuán repleta de ciudadanos que salieron a la llamada de unos rayos solares que se han dejado querer más de la cuenta, tomaban dicha vía peatonal como si fuese una prolongación del carril bici. Cortaban el viento pedaleando como si los viandantes fuesen simples elementos decorativos con la integridad física blindada de ataques rodantes. Me gustan las bicicletas, claro que sí, pero en su sitio, sin salirse de unas fronteras más que suficientes, mucho más.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios