La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Una fecha con la fama en precario

Estaban los árboles muy animados, como objetos con vida, y ellos reflejaban fielmente cómo venía la madrugada de San Lorenzo. Siempre tuvo este día el sello de la calor insufrible, de ser cuando los mercurios más vuelan en busca de lo insoportable. Los Bateles no era Los Bateles así que las manecillas del reloj del tiempo iban a la caza y captura de este día con la fama hoy en entredicho. Y allí, mirando al Roqueo y atisbando Fuente el Gallo, se iban las horas sin sentir. Estábamos acercándonos a la alta madrugada y veíamos cómo el poniente derrotaba al levante, en una derrota más de las muchas que le ha infligido en este atípico verano de mercurios apaciguados. Fluía la conversación, los árboles seguían a los suyo y todo el paseo junto a la mar océana continuaba mostrando su mejor cara para la convivencia, lo que se acentuaba por la inmediatez del gran charco.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios