El parqué

Pablo Cumella

Sin fuerza

EL Íbex 35 mostró ayer su peor cara y dio muestras de debilidad, continuando con la corrección de las ganancias de las últimas semanas. Cedió finalmente un 0,51% y hoy abrirá desde los 9.520 puntos con la vista puesta en los resultados empresariales del primer semestre. La ausencia de referencias macro en EEUU tiñó las bolsas internacionales de rojo, ante la falta de estímulos para inclinarse por las compras. El DAX alemán retrocedió un 1,15%, el CAC parisino un 1,09% y el FT100 un 0,19%.

En el selectivo español, la banca fue durante gran parte del día protagonista de las subidas, pero a última hora sólo Bankinter, con +1,31%, BBVA, con +0,91%, que invertirá 900 millones de dólares en México, y Banesto, con +0,68%, cuyas previsiones para los primeros seis meses del año son que obtendrá un beneficio de 397 millones, un 11% menos que hace un año, aguantaron el tirón. A estos tres valores sólo les superó Arcelor Mittal (+2,75%). Sabadell cerró plano y Santander y Popular se decantaron por los recortes del -0,12% y - 1,33% respectivamente.

Sólo siete valores se salvaron de la quema. Las mayores pérdidas recayeron en Indra (-4,60%), seguida de Telecinco, con un -3,86%, Ferrovial, con un -2,73%, y Sacyr, -2,72%). Al margen del comportamiento mixto de los grandes bancos, el resto de blue chips también terminó en negativo. Iberdrola bajó un 1,65%, Repsol un 1,56% y Telefónica un 0,44%. En el mercado continuo, los derechos de Jazztel se elevaron un 15% y los de NH Hoteles cayeron un 19,68%.

El precio del barril de Brent prosiguió con su particular caída y ayer se situó por debajo de los 64 dólares, mientras que en el mercado de divisas de Fráncfort, el euro ganó ligeramente terreno al billete verde, aunque no le sirvió para superar los 1,40 dólares.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios