La gestión de Juan Espadas

El alcalde partía como favorito para la reelección. Ahora tiene un problema inesperado: el 28 de abril

La presentación del alcalde Juan Espadas como candidato a la reelección fue un acto prescindible. No le beneficia en nada, aunque de aquí a mayo tampoco le perjudicará. Lo más pintoresco es que el protagonista del acto no fue él, sino Pedro Sánchez, que llegaba con las elecciones generales del 28 de abril en el horizonte. También Susana Díaz, que acudía en su nuevo rol de jefa de la oposición andaluza; y con María Jesús Montero patrocinada como nueva estrella tras su defensa de los presupuestos, en la que también cometió algunos despistes graciosos. En el PSOE ya han empezado los movimientos, por lo que pueda pasar después de abril y de mayo.

En el acto de presentación, el candidato Juan Espadas no pudo exhibir grandes logros, ni obras memorables, para ser el tercer socialista reelegido como alcalde. Lo consiguieron Manuel del Valle y Alfredo Sánchez Monteseirín (que mantiene el récord con 12 años de alcalde). Pero el último que lo intentó, el popular Juan Ignacio Zoido, no lo consiguió. Le criticaron que no supo mantener la mayoría con 20 concejales, ni hacer una gestión vistosa en esos cuatro años, que fueron los más duros de la crisis y la temporada de recortes, un detalle que a veces se olvida.

Juan Espadas fue segundo en 2015, con 11 concejales. Consiguió la Alcaldía gracias al apoyo de los tres de Participa/Podemos y los dos de IU. Después se ha sentido más cómodo pactando con Ciudadanos e incluso con el PP. Se ha entendido mejor con Javier Millán que con la podemita Serrano. Incluso consiguió algunos acuerdos con Beltrán Pérez, que se había quedado como jefe de la oposición del PP. Aunque no para los presupuestos de 2019.

Espadas llegará a las elecciones con el tranvía de Santa Justa tumbado y el acuerdo del Metro en modo esotérico. Consiguió la ceremonia de los premios Goya, eso sí. También algunos congresos turísticos y eventos internacionales. Decir que ha puesto a Sevilla en el mapa de nuevo es una exageración, por no decir una gilipollez. Entonces, ¿qué fue la Expo 92? Sevilla nunca se salió del mapa. Basta dar una vueltecita por el centro y ya veréis los mapas. En cuanto a los barrios, unos están hartos y otros esperan al Metro. Algunos siguen entre los más pobres de España.

El alcalde partía como favorito para la reelección. Ahora tiene un problema inesperado: el 28 de abril. Lo que ocurra ese día puede condicionar el resultado de las votaciones y los pactos un mes después. Con eso no se contaba. El panorama municipal se queda más abierto. Espadas sigue siendo el favorito, pero menos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios