LOS Presupuestos generales del Estado, cuya elaboración se retrasó hasta la celebración de las recientes elecciones autonómicas andaluzas por motivos más políticos que económicos, consuman el anuncio del Gobierno central de cumplir, por encima de otros factores, sus compromisos con los acreedores del Reino e imponer una lógica de reducción del déficit público que es la columna vertebral de las nuevas cuentas públicas. En este contexto, no era extraño que las asignaciones presupuestarias que recibiría Sevilla en materia de infraestructuras iban a ser muy discretas, en consonancia con el crítico marco económico en el que nos encontramos. No sólo ha sido así, sino que el resultado real del Presupuesto estatal con respecto a Sevilla bien podría calificarse de testimonial. El Gobierno central, cuyos ministros alimentaron durante la reciente convocatoria del 25-M la idea de que Sevilla sería bien tratada en las cuentas públicas -hasta tres titulares de ministerios visitaron la ciudad, sin contar con que el ministro de Hacienda es diputado por la provincia-, no ha hecho excepción alguna y reduce todas las partidas de inversión hasta el punto de dejar a los grandes proyectos sevillanos, vitales para impulsar la recuperación económica, con respiración asistida. La provincia ya sufrió un fuerte recorte en los últimos Presupuestos del anterior Gobierno socialista. El PP consuma esta tendencia hasta limitar a 270 millones el máximo inversor para 2012. Una previsión que, además, dados los antecedentes de gestión presupuestaria, puede llegar a ser incluso inferior en términos reales en función de las circunstancias. Sevilla no logra un umbral de inversión acorde a su población de derecho, al quedar dicha ratio en 140 euros por habitante, por debajo de la media regional y nacional. El año 2012, a efectos presupuestarios, será pues un año en blanco para Sevilla, que sólo contará con fondos para mantener andando algunas de las obras iniciadas.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios