LA Bolsa española comenzó septiembre con una subida moderada, del 0,16%, que logró gracias a la mayoría de los grandes valores y a pesar de la bajada de la actividad industrial en agosto en Europa, de acuerdo con expertos consultados y datos del mercado.

Mientras la prima de riesgo subía de 134 a 137 puntos básicos y el euro se acercaba a 1,31 dólares, el principal indicador de la Bolsa española, el Íbex 35, avanzó 17,70 puntos, hasta 10.746,50 puntos. Desde enero acumula una subida del 8,37%.

En Europa subieron Fráncfort, el 0,09%, y Londres, el 0,08%. Bajaron Milán, el 0,51%; París, el 0,03%, y el índice Euro Stoxx 50, hasta un 0,13%.

Wall Street conseguía un nuevo máximo histórico el viernes y ayudaba a la bolsa nacional a acercarse a 10.800 puntos en la apertura. El mercado nacional también aprovechaba la subida de Tokio por la depreciación del yen.

Después de que se conociera el descenso de la actividad industrial en la Eurozona, Alemania, Francia y el Reino Unido, la Bolsa española incurría en pérdidas.

El resto de la jornada lo pasó oscilando sobre el nivel de cierre de la víspera. Y al final la Bolsa española conseguía terminar el día con pequeñas ganancias gracias sobre todo a los grandes valores.

De los pesos pesados solo bajó Telefónica, el 0,08%. Subieron Repsol, el 0,69%; Inditex, el 0,68%; BBVA, el 0,2%; Banco Santander, el 0,13%, e Iberdrola, el 0,09%.

Acciona encabezó las subidas con un alza del 2,35%, mientras que OHL avanzó el 2,1%, y Abengoa B, el 1,33%.

La mayor caída de las empresas del Íbex correspondió a Banco Popular, que cedió el 1,07%, seguida por Jazztel, que cayó el 0,89% y Mapfre bajó el 0,67%.

En el mercado continuo, destacaron la subida del 5,01% de Prim y la bajada del 5,99% de Dogi.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios