Fragmentos

juan ruesga navarro

La hora de la Cartuja

Debemos olvidar el recinto de la Expo y pensar que debe ser un barrio principal de Sevilla

Debemos empezar a olvidar el antiguo recinto de la Expo 92 y hablar y pensar definitivamente en que la Cartuja debe ser uno de los principales barrios de Sevilla. Partir de todo lo que la Expo nos dejó y cuidar su legado histórico y arquitectónico, sin olvidar todos los edificios y la actividad que se ha incorporado en estos últimos años. Es posible que no vayan por allí hace tiempo. Merece la pena que los sevillanos lo conozcamos bien, para valorar el legado Expo y, sobre todo, para conocer toda la actividad que allí se despliega. La realidad del Parque Científico y Tecnológico de la Cartuja. Conozca sus datos: 459 empresas y startups. Centros formativos y de investigación públicos y privados. En múltiples sectores como la aeronáutica, agroalimentación, centros de empresas, centros tecnológicos, electrónica, energía y medioambiente, formación y recursos humanos, industrial, ingeniería, consultoría y asesoría, medicina y salud, información, informática y telecomunicaciones. Y sigue en desarrollo. El Monasterio de la Cartuja, con el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo y el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico como instituciones punteras y el Cartuja Center, un gran espacio para las artes escénicas y musicales. A todo ello hay que sumar la realidad de la Torre Sevilla, el centro comercial, el Caixafórum y las actividades en el Pabellón de la Navegación, el parque Magallanes y todas las instalaciones ya existentes y en funcionamiento en el entorno del Patrocinio.

Es verdad que es mejorable en conservación, mantenimiento y limpieza. Para ello, insistimos, debe ser un barrio de la ciudad y no un recinto. Con mejores transportes colectivos, incluidos los enlaces a Cercanías y al Metro. Mejorar las conexiones con algunas de las pasarelas previstas por el plan, para relacionar la Cartuja y todos sus edificios con el vecino casco histórico de la ciudad. La proximidad entre zonas como la Alameda, el Museo y la Cartuja es una de sus mayores potencialidades para desarrollar actividades culturales, turísticas y de ocio. Ahora que se abren procesos de reflexión sobre las próximas transformaciones de la ciudad, con los nuevos crecimientos hacia el sur (Palmas Altas, Ciudad de la Justicia, etcétera), hacia el este (barrio de la Cruzcampo) y la línea 3 del Metro que parece que arranca, no podemos olvidar una de las opciones urbanas más relevantes de Sevilla: el oeste (Tablada, Los Remedios, Triana y la Cartuja). Ya es la hora.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios