La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Un horizonte de halcones y palomas

Cuando las cosas estaban dentro de una normalidad normal había cuestiones que se salían de esos parámetros. Una de ellas era cómo estaban clasificados los árbitros de fútbol; unos eran palomas por su tendencia a no soliviantar a los públicos mediante beneficiar al equipo local y estaban los halcones con los que apostar al 2 en la quiniela era posibilidad de acierto. Es como pretende el mandarinato actual establecer con los ropones. Y así como en el fútbol de antaño, lo que nos espera en este desguazado país es que al amigo se le dé trasero y al enemigo por el trasero, que es lo que cierto juez hizo con Rajoy para su desalojo de la Moncloa. A hacer gárgaras Montesquieu y su separación de poderes para destrozo de aquella democracia que empezamos a construir tras la muerte de Franco. Y la pregunta es: ¿Tendremos alguna otra vez elecciones en este pobre país?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios