La esquina

josé / aguilar

¡Qué importa el Parlamento!

LA sentencia del Tribunal Constitucional convalidando la reforma electoral que declara incompatibles el cargo de alcalde y el de diputado en el Parlamento de Andalucía ha causado un daño difícilmente reparable al Partido Popular. Los alcaldes de Sevilla, Córdoba y Huelva asumieron rápidamente la obligación de abandonar sus escaños. La alcaldesa de Valverde del Camino, Dolores López Gabarro, también lo ha hecho, más tarde y de mala gana.

Ocurre que la baja de los regidores sevillano, cordobés y onubense se notará poco en la Cámara, pero la de la alcaldesa de Valverde afecta negativamente al Grupo Parlamentario Popular. López Gabarro es la secretaria general del PP. La número dos de la organización. Comoquiera que el número uno, Juanma Moreno Bonilla, tampoco es diputado autonómico, el PP se encuentra con que ninguno de sus máximos dirigentes puede intervenir en el Parlamento andaluz, el órgano de control por excelencia de la gestión de la Junta.

Es una desgracia para el PP-A, auspiciada expresamente por el PSOE, que ha cambiado radicalmente su postura sobre las incompatibilidades. Mantenía la contraria cuando era él el que aprovechaba el tirón electoral de los alcaldes socialistas hasta mediados de los años noventa. Pero una desgracia que el propio PP ha acentuado con una torpeza: decir, como ha dicho Moreno, que el Parlamento "luce lo que luce por desgracia" y que fuera de Sevilla la actividad parlamentaria no tiene resonancia. Como la zorra y las uvas: están verdes. O sea, el Parlamento sirve de poco. Por eso el líder del PP hizo intervenir a López Gabarro en el reciente debate sobre el estado de la comunidad y anunció que la reservaba para los grandes debates, ¿no?

Se mire como se mire, el fallo del Constitucional perjudica actualmente a los populares, cuyos principales dirigentes se verán forzados a asistir a los plenos y comisiones parlamentarias desde la tribuna de invitados, sin posibilidad de medirse dialécticamente con los gobernantes a los que deben hacer oposición, y a multiplicar sus ya de por sí constantes ruedas de prensa, fuente de extravíos, malentendidos y meteduras de pata. Su labor no podrá ser valorada por el número y calidad de las iniciativas que presenten, sino por la cantidad de declaraciones externas que hagan.

En fin, una mala noticia para la cúpula del PP que la cúpula del PP ha hecho peor pretendiendo quitarle la importancia que tiene.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios