Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

La importancia suprema de un futbolista sevillano

Batiendo retos a diario, Sergio Ramos ya se ha aupado al liderato de nuestros jugadores

Hemos de sentirnos orgullosos de que un paisano nuestro ande batiendo marcas a gorrazos. Defiende la camiseta del Real Madrid, pero es sevillano y los números que almacena en su profesión de futbolista son mareantes. Y se nos viene al recuerdo algo que vivimos en pleno lugar de autos. Fue en Riazor donde Sergio Ramos se asomó a una elite a la que llegó con sólo dieciocho años y con el propósito cumplido de quedarse.

Qué lejos nos queda aquel domingo nublado en La Coruña del 1 de febrero de 2004 cuando en el minuto 64 suplía a Paquito Gallardo para que Caparrós recompusiera decisiones poniendo al camero en el costado diestro de la zaga a fin de que Daniel Alves adelantase su posición. Ha llovido muchísimo desde aquella tarde y de forma copiosa sobre la figura de este camero que, de la mano de Pepe Alfaro, fue desde Camas a curtirse a los potreros del Sevilla camino de Utrera.

Ya es el futbolista que más veces, ex aequo con Íker Casillas, ha tenido el honor de defender a España con un balón por medio. Andaluz y sevillano, Sergio Ramos ya es el futbolista más importante que parió esta tierra y si no ha sido Balón de Oro es porque ha tenido el infortunio de ser coetáneo de esos dos bólidos acaparadores de conquistas que atienden por Cristiano y Messi. Con esa competencia, ¿cómo hubiera podido Cannavaro agarrar ese preciadísimo trofeo individual?

Y es que esa pareja de colosos ha llenado de damnificados las cunetas del fútbol. Sergio, aun siendo un defensa, ha acumulado méritos y ahora, entre ceja y ceja, tiene el reto de conquistar su quinta Champions con la camiseta blanca del Realísimo. Antier se presentó una película que muestra no sólo al futbolista, sino los más recónditos rincones de su vida. Se titula El corazón de Sergio Ramos y debe estar bien porque el personaje, un sevillano total, da mucho de sí.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios