Música Escucha las canciones dedicadas a Jesús Quintero

Más infraestructuras para más igualdad

¡Qué diferencia vivir en una ciudad con buen transporte público a hacerlo en otra que no lo tiene!

El pasado sábado, como saben, tomó posesión el presidente de la Junta de Andalucía. Espero que tenga éxito en su gestión para un mejor futuro de todos los andaluces, porque las circunstancias no van a ser fáciles. Y desde estas líneas le pido que incluya como prioridad en los próximos cuatro años mejorar, que falta nos hace, las infraestructuras de Andalucía. El transporte público es un índice claro de calidad de vida en un territorio y más si es tan extenso como el nuestro. Una buena conexión entre todas nuestras ciudades y con el resto de España y Europa es primordial para acercarnos literalmente y también en lo social y económico a zonas más desarrolladas. He pasado unos días en los Países Bajos y dan sana envidia los transportes por ferrocarril. Todas las ciudades, grandes y pequeñas, son parte de una tupida red ferroviaria, que también conecta los principales aeropuertos. Ya sé que su geografía plana favorece los trazados, pero nos pueden servir de referencia, ya que en extensión son la mitad de Andalucía, unos cuarenta y cinco mil kilómetros cuadrados para casi el doble de población. Y con una red de autobuses, tranvías y carriles bici que cubre las ciudades y entornos metropolitanos.

Los transportes públicos son la clave para saber si estamos en una ciudad y en una región capaz de proporcionar a sus habitantes facilidad para acceder a las escuelas, hospitales y viviendas y para apoyar la movilidad laboral tan necesaria para conseguir el pleno empleo. Porque no todo es teletrabajo. Atención sanitaria, enseñanza en todos sus niveles, cuidados a las personas dependientes y todo tipo de servicios unipersonales a la tercera edad son y deben ser esencialmente presenciales y tanto los que necesitamos esos servicios como los que los prestamos debemos poder desplazarnos con facilidad. En los últimos años la desigualdad en la población ha crecido. Pero ¡qué diferencia vivir en una ciudad con buen transporte público a hacerlo en otra que no lo tiene! Por eso creo que invertir en mejores transportes públicos es la mejor fórmula para que una sociedad funcione con más igualdad. Los grandes desafíos que nos esperan en los próximos años: ahorro energético, entornos habitables, servicios de todo tipo accesibles, etcétera, tienen más fácil solución en una ciudad bien comunicada. Y resultará más barato y eficaz cuanto más compacta sea la ciudad.

Si hay una cuestión que mantiene a nuestra tierra andaluza en desventaja con otras ciudades y regiones españolas, como Madrid, Euskadi y Cataluña, son las infraestructuras de todo tipo. No voy a relatar déficits claros que en Jaén, Almería y Huelva saben de memoria, sin olvidar el puerto de Algeciras, la SE-40 y las conexiones a los aeropuertos. Siempre he oído decir a los economistas que los territorios con mejores transportes públicos tienen menos índice de paro y son más igualitarios y ese debe ser el gran objetivo que presida cualquier proyecto político en Andalucía. Nos lo merecemos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios