Desde mi córner

Luis Carlos Peris

En juego la normalización del Betis

SORPRENDERÍA si no fuese por la cantidad de veces que le ha ocurrido al Real Betis Balompié en su historia. ¿Alguien se cree ya que sólo fuera la Guerra Civil la causante de una debacle de catorce años por campos de polvareda? No fue sólo el desmantelamiento de futbolistas tras el conflicto, sino la ineptitud de una clase dirigente que rara vez estuvo acorde con la importancia social del sevillanísimo club de las trece barras y la corona.

Y ahora se está al borde de otro dislate que impediría la normalización del Betis. Con la sentencia del Mercantil a punto de salir se está en un galgos o podencos que puede ser nefasto. Cuando dicha sentencia sea efectiva ya no habrá posibilidad de tenderle el puente de plata al personaje más nefasto que registra la historia del club. Y mire usted que dicha historia es rica en personajes nefastos, con una ristra de ejemplares de esos de que con amigos así no hacen falta enemigos.

Yo comprendo a mi estimado Hugo Galera, claro que lo comprendo, no lo voy a comprender... Ahora bien, no creo que sus declaraciones ayuden en nada al proceso pacificador que llevaría la normalidad al Betis. Sobre todo la abrupta descalificación que ha hecho de Juan Carlos Ollero me parece fuera de tono. Es el presidente del Betis con todas las bendiciones y dentro de la legalidad vigente, por lo que ha estado de más tratarlo con tan desdeñoso desdén.

No sé qué falta para que la sentencia del Mercantil salga, pero no parece que sea mucho. Los expertos en la materia hablan de dos semanas y ese sería el tiempo que a los pacificadores le queda para esa especie de ley de punto final que sería el definitivo alejamiento de Lopera. Si se desperdicia este balón de gol, el Betis podría perder este partido para siempre y entonces ya no comprenderíamos lo que ahora medio entendemos, la actitud de Hugo Galera. Se trata del Betis.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios