PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

El jurado y las pruebas

DOCE hombres o mujeres de Sevilla van a ser elegidos para conformar el jurado que considere culpables o inocentes a los acusados de asesinar a Marta del Castillo. Tras la petición de la Fiscalía de Sevilla para que el caso se sustancie en una causa con jurado popular, difícil resultará que no se produzca de tal guisa. La Audiencia Provincial habrá de afinar en la selección de los miembros del jurado más sometido a la presión mediática que imaginarse pueda en la España de 2009. Porque el veredicto popular ya está decidido: la condena más elevada posible para que se pasen la mayor parte de su vida entre rejas, si es que son capaces de soportar las pendencias penitenciarias. Pero la Justicia se imparte a partir de las pruebas. Y en el juicio, si no hay sorpresas en las investigaciones o en los interrogatorios, se librará un pulso entre las muchas sospechas y las escasas evidencias.

La desaparición del cadáver (cuya descomposición, en caso de encontrarse, será menos esclarecedora), dificultará mucho la tarea de forenses y criminólogos para identificar la autoría del crimen. Tengan también en cuenta la falta de pruebas concluyentes sobre un asesinato en el domicilio de la calle León XIII, donde se atestigua la presencia de Marta y de los jóvenes con los que se relacionaba, pero el revoltijo no garantiza de modo irrebatible ni el crimen ni quién lo perpetró ni quién lo encubrió. Si los encausados niegan en el juicio lo que han declarado ante la Policía, enrocándose en una defensa numantina, demostrar la culpabilidad será un ejercicio de hilado muy fino. Y de profunda conciencia en cada miembro del jurado cuando los doce deliberen cara a cara.

A todos nos pide el cuerpo enviarlos a las mazmorras más duras de soportar. Pero no se condena por convicciones sino por argumentos probatorios. Por eso el Estado de Derecho es refractario al linchamiento y se impone en el largo recorrido a las indignaciones aun cuando a corto plazo no sofoque la ira.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios