Cofradías Descarga el Programa de la Semana Santa de Sevilla en tu móvil

Por si acaso

pablo / gutiérrez-alviz

Las listas y los tontos

LA elaboración de las listas de candidatos a las elecciones siempre depara sorpresas y, en muchas provincias y ciudades autónomas, se asemeja a un caso de intriga y misterio dentro de cada partido político. Hay que intentar nominarse y conseguir un buen número en la lista cerrada, porque si no, se queda uno con cara de tonto. Sobre todo cuando se cuelan los fichajes estrella.

Pedro Sánchez, listero del PSOE, abrió el fuego metiendo en la candidatura por Madrid a Irene Lozano. Esta señora, que era diputada de UPyD durante la pasada legislatura, ha aceptado gustosa cuando hasta hace pocos meses acusaba ferozmente de corrupción a distintos dirigentes socialistas.

Pablo Iglesias, en contra de la presunta democracia interna en Podemos, ha fichado, entre otros, al teniente general Jose Julio Rodríguez y al catedrático de Derecho Constitucional Javier Pérez Royo. El militar de aviación, de la escuadrilla de Zp, ha volado para alistarse en un partido comprensivo con el terrorismo y defensor del derecho a decidir en Cataluña. En cuanto al ufano profesor, que no pasaba lista en sus clases, anda resentido: nunca ha conseguido los cargos políticos que ambicionaba y, al final, solo ha destacado como plúmbeo charlatán de tertulias. También es muy aficionado a evacuar dictámenes a la medida pero no resulta fiable porque, como converso, se humilla servilmente a las nuevas causas: va por su tercer partido (PCE, PSOE y ahora Podemos). Ambos personajes, jubilados, se pasan de listos y con su travestismo político no representan la necesaria regeneración democrática.

El PP tiene un gran problema: muchos aspirantes para una previsible menor cosecha de escaños. El aparato del partido acapara los mejores puestos y desde Madrid, enchufan o autorizan muy escasas novedades. De hecho, han colocado en la lista de Sevilla a una chica joven (menor de 30 años) que como mérito académico presenta una sola matrícula de honor durante su licenciatura en Derecho.

Mientras, Ciudadanos se nutre del peligroso aluvión de nuevos y desconocidos candidatos e Izquierda Unida padece más de fugas a Podemos que de fichajes estelares. No hay que olvidar que el partido de Iglesias es una versión moderna, taimada y con coleta de la anticuada y cabal IU.

Los políticos blindados en sus listas cerradas y el resto del personal quedamos en una simbólica lista negra y abierta: la de los tontos.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios