Bicheo por la TDT

fátima Díaz

Un mago con piel de cantante

CRISS Angel tiene más pinta de cantante de grupo heavy que de mago. Pero, como él mismo se define, es que es un mago dark (oscuro, vamos). Nada que ver con Juan Tamariz. Ahora, más que hacer reír, se lleva el suspense, la sorpresa, ilusionismo en una palabra. La magia es cosa de críos.

Mindfreak (los domingos por la noche en Xplora) está repleto de emoción extrema. Nuestro amigo Criss Angel arriesga su vida para hacer ver que no existen límites entre realidad e ilusión. Es un formato que produce escalofríos al ver un espectáculo increíble en plena calle, libre de montaje y ante ciudadanos de a pie que se quedan atónitos. El programa acumula ya seis temporadas y más de cien entregas.

Su trayectoria y los innumerables premios recibidos en los últimos años confirman la supremacía de Criss Angel en el arte del ilusionismo. Este mago oscuro, neoyorquino y de 45 años para más señas, más que a Tamariz nos recuerda a David Copperfield (¿se acuerdan? el novio de Claudia Shiffer en los 90). Lo cierto es que sabe mezclar ilusionismo y realidad al más puro estilo Houdini, y gracias a su creatividad a nivel físico y mental ha ganado su actual reputación como una de las celebridades más innovadoras del momento. Esto no quita que parezca que vaya a sacar el micrófono para hacerle la competencia a Iron Maiden cada vez que lo vemos aparecer en la pantalla.

Estilismos aparte, Criss Angel es el único mago del mundo que ha ganado cinco veces el premio Merlín entregado por la Asociación Internacional de Magos. En 2009 recibió el premio al 'mago de la década', otorgado por la misma entidad. Esto no lo ha conseguido ni de lejos Tamariz, a pesar de lo mucho que en España nos hizo reír y abrir la boca -a partes iguales- a los pequeños que ahora somos ya treintañeros.

Pero en los EE UU son así. Criss hizo su primera actuación pagada a los 13 años; ganó 15 dólares. A los 19, ganaba 3.000 por semana actuando en shows para niños y en clubes. La tierra de las oportunidades. Con todo, en 2001 se 'tiró a la piscina' hipotecando la casa de su madre para producir el programa de televisión Mindfreak, en el cual invirtió 300.000 dólares. Un año después, le daba beneficios de cuatro millones de dólares y una gran fama como descubridor del truco del 'abrillantado permanente'.

Entre las hazañas que ha logrado en su programa figuran varios trucos de escapismo, ha levitado, caminado sobre el agua, ha hecho levitar a personas en la calle y se ha colgado desde un helicóptero en movimiento sujeto solo por varios ganchos insertados en su espalda. Como Copperfield, dicen que invierte miles de dólares en las puestas en escena. Hasta la magia cuesta un pastón, señores. Perdón, el ilusionismo.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios