TAN a escondidas ha llevado el alcalde el asunto de las medallas este año que la tardanza en avisar a los agraciados dio que pensar a más de uno si se trataba de un designado de segundo plato. Ésa fue la impresión que ofreció uno de los homenajeados el pasado 30 de mayo en el nuevo Fibes, cuando un amigo íntimo le dio la felicitación. "Pues la verdad es que me avisaron con muy poca antelación. Debió fallarles alguien y echaron mano de mí, no hay otra explicación". Si se tiene en cuenta que la Hermandad del Rocío de Triana supo de la concesión de la medalla un año antes, tal vez este homenajeado tenga razón.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios