editorial

Los mercados se ceban con España

EL verano va a ser crítico para la economía española. A pesar del anuncio de elecciones anticipadas para noviembre realizado por el presidente del Gobierno, que ayer decidió retrasar unas horas sus vacaciones para seguir personalmente la evolución de la deuda española, y la teórica cobertura de estabilidad del euro, bastante relativa a juzgar por los últimos acontecimientos, los mercados financieros volvieron esta semana a atacar a España e Italia con inusitada intensidad, hasta colocar la prima de riesgo, el sobrevalor que tienen que pagar los bonos de deuda soberana de nuestro país en relación a Alemania, por encima de los 400 puntos básicos. Una situación económicamente insostenible que, aunque fluctúe a lo largo de los próximos días, encarece la financiación tanto del Estado como de las principales empresas, entre ellas las entidades financieras. La ofensiva de los inversores, que siguen desconfiando de la capacidad española para pagar sus deudas, va mucho más allá de la tradicional volatilidad que caracteriza el comportamiento de la Bolsa durante el mes de agosto, cuando el dinero en circulación desciende en relación a otros meses. Los mercados internacionales no confían ni en las reformas emprendidas por el Gobierno de Zapatero ni tampoco en las expectativas de que, a tenor de lo que señalan las últimas encuestas, el nuevo Ejecutivo que salga de las urnas a finales de año cambie la deriva económica española. Tenemos un grave problema de solvencia. El país está indefenso ante los mercados internacionales. Y no puede refugiarse en el paraguas europeo. La vacilante posición de la UE, que pone en peligro la propia moneda única, sigue sin resultar satisfactoria, ya que hasta ahora no ha mostrado más que indecisión al gestionar el segundo rescate de Grecia y proteger a otras economías en apuros. Bruselas no volverá a tratar la cuestión hasta septiembre, un plazo excesivamente largo que aprovechan los inversores para encarecer la deuda de España.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios