PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

La mirada con más ilusión

CUANDO la Cabalgata del Ateneo se vive desde una carroza, se altera el escalafón de las emociones que se perciben al calor del clamor. Con ser mucha, no es la mirada de los niños la que irradia más ilusión, como uno suele percibir cuando está a pie de calle. Para ellos es una mezcla de fascinación, júbilo, extrañeza y aturdimiento, por aquello de mezclarse su mayor mito con el frío, la espera, la impaciencia, la dificultad de coger buen sitio, la necesidad de estar en brazos de sus padres para ver algo, los encontronazos de los adultos que agitan sus brazos para atrapar lo que se lanza desde las carrozas,... La mirada con mayor carga de ilusión es la de los ancianos, sobre todo los que viven solos o en residencias, cada vez más por desgracia, y tienen arrestos o apoyos de día señalado para comparecer en el recorrido, jugándose el tipo y el resfriado.

No es fácil advertir su presencia porque la atención está centrada en el cortejo y en pedirle obsequios a sus integrantes. Pero cuando cambia el punto de vista porque uno forma parte de la cabalgata y está aupado en sus decorados, la perspectiva y la hipermotivación del momento permiten captar y comprender lo que les digo. Nunca olvidaré la radiante mirada de muchos ancianos en la Avenida de Miraflores, a las once de la noche, aguardando la llegada de la comitiva en perfecto estado de revista. Más inocencia e ilusión tiene quien proyecta sus deseos de felicidad cuando se está de vuelta en la vida y curado de espantos que cuando no hay más quebranto que tener o no tener la muñeca deseada.

Hoy, por vez primera, la Cabalgata concluye en la Avenida Pablo Iglesias, junto a Santa Justa. Seguro que hay vecinos cargados de años y achaques que harán una excepción en su rutina de mesa camilla y prohibición de paseo nocturno. Disimuladamente, se apostarán en los últimos metros del recorrido. Suya será la mirada más hermosa. La mirada del corazón.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios