El microscopio

La mudanza exprés de Zoido

Si en algo tiene experiencia Juan Ignacio Zoido es en cerrar etapas con toda naturalidad. Se precia de no mirar al pasado. Dejó la toga, dejó la dirección general de Justicia, dejó por dos veces de ser delegado del Gobierno... Y sin alteraciones de sueño, ni siquiera tras la debacle electoral tras el atentado del 11-M. La moción de censura provocó una repentina caída del Gobierno. Nadie lo duda. Zoido cedió la cartera de Interior a Marlaska el jueves. Desde el sábado tenía recogidos de las dependencias del Ministerio todos sus enseres, que el domingo estaban ya en Sevilla. Rapidez y naturalidad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios