Tiempo de espera

Jaime / ROdríguez / Sacristán

La mujer en las cofradías

CUESTA trabajo entender por qué la mujer sevillana ha tenido que esperar tanto tiempo para poder salir como cofrade en la Semana Santa y para tener una participación más efectiva en las decisiones de las hermandades. Aunque es cierto que ellas han tenido tradicionalmente responsabilidades muy dignas en el cuidado y la atención de las imágenes, con un cariño y una eficacia inigualable; en actividades de caridad, y en el funcionamiento y la organización de numerosos actos cuaresmales, etcétera.

Pero es fácil detectar en la mujer de la ciudad la idea de no tener una participación más activa, similar a la que tienen los varones en los órganos de decisión de las cofradías.

Es cierto que las costumbres tradicionales de las hermandades -como ocurre en las instituciones y organizaciones sociales de todo el mundo- son habitualmente transmitidas a nuestros hijos y a los continuadores en la responsabilidad de las hermandades. Y me consta que muchas cofradías temen perder los valores, costumbres e identidad que le han caracterizado y distinguido durante siglos.

Sin duda hay que ser extremadamente riguroso con los cambios pero ello no debiera excluir una más rica participación de la mujer.

Sin caer en ningún feminismo partidista y huyendo de influencia de tipo ideológico o político, es razonable aprovechar lo que la mujer del siglo XXI puede aportar. Y no sólo como portadora de una riquísima capacidad intuitiva y de penetración y por indudable dotación para las vivencias emocionales, tan necesarias en un tiempo en el que la razón parece que ha perdido el norte, sino porque sus niveles de formación educativa y laboral son infinitamente superiores a los de hace un siglo.

Y con más razón en Sevilla, con una Semana Santa en la que la presencia de lo femenino es tan grande y el cariño a la Madre de Dios es insuperable.

Este tiempo de espera como es la cuaresma puede ser aprovechado para que la mujer no tenga que esperar más su plena integración en las cofradías.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios