Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Esta noche, lujo en el gran escaparate

La presencia de Pep Guardiola le da un plus de morbo a la cita de hoy en el Bernabéu

Amanece uno de esos días que llegan remarcados en el calendario futbolístico del mundo mundial. Es el del retorno de Guardiola al Bernabéu, ese rodeo donde sólo cayó una vez en su faceta de director de grupo. Guardiola y el Bernabéu forman uno de esos elementos que orlan la historia del fútbol por lo que significó cuando era entrenador del Barça, ya que hay que caer en la cuenta de que su único tropiezo allí fue a las órdenes del Bayern.

Y llega el acontecimiento con el City atravesando su peor momento bajo el mando del Noi de Sampedor. Mirando mediante telescopio el liderato del Liverpool de Jürgen Klopp, esta Champions es lo que verdaderamente motoriza la vida de los citizen. Hoy es el gran día para intentar arreglar una campaña que el rival ve cómo se le torcía este pasado fin de semana. La derrota de Orriols ha llevado mucha mohína al cuartel madridista, multiplicada por la enésima baja de Hazard.

Aun sin Hazard y quién sabe si asiéndose a ese clavo cada día más caliente que atiende por Gareth Bale, las noches europeas del Bernabéu tienen una carga épica tan fuerte que no importa cómo estén el equipo y sus circunstancias. El City jamás pudo con el Real Madrid, pero eso era cuando Pep no estaba en su puente de mando. Esta noche, no sé si con lacito amarillo o sin él, el catalán llega a su rodeo favorito con un equipo que, con él, debe ser bastante más que en tiempos pretéritos.

Es un partido al que no se le puede oponer un perejil y cuenta con todos los ingredientes, morbo incluido, que pide un encuentro de fútbol. Veo favorito al Madrid porque, entre otras cosas, me parece mejor. Sólo la presencia de Guardiola en el banquillo rival es lo que puede hacerme dudar sobre el desenlace. Las noches de Copa de Europa son únicas en el coliseo de la Castellana donde salen a relucir claves como miedo escénico o el noventa minuti son molto longos, etc. etc.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios