Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Ante una noche rica en conclusiones

PODRÍA considerarse un partido trampa el de esta noche en Dato, pero este Sevilla que volvió del Camp Nou con la cabeza alta y la figura erguida no suele caer en ese tipo de celadas. La misión, el objetivo actual, es afianzarse en esa zona continental que comparte con un Celta que hoy se mide a un Villarreal que aparece instalado en el territorio Champions con jerarquía y con la autoridad dimanante de cómo Marcelino lo ha compactado.

El peligro de nuevo cuño se llama Athletic Club tras el campanazo que dio en siete minutos de aciertos la otra tarde en Mestalla. Hoy recibe a un Deportivo que no le gana a nadie desde que renovó a Víctor Sánchez del Amo y anda ojo avizor a ver si Sevilla o Celta se duermen en su beneficio. Pero volviendo a lo de partido trampa y con una sombra molesta como la situación de Banega y las interpretaciones contractuales, no parece que el Sevilla del perseverante Unai vaya a caer en ella.

El Éibar parece que anda repitiendo lo del curso anterior; aquello de atesorar a conciencia para que el granero aguante el tiempo de vacas flacas. El curso anterior no le dio resultado, de ahí que este año se haya empeñado, y logrado, en que lo guardado fuese mayor que entonces. Pero su derrota ante Las Palmas bajo unas condiciones atmosféricas que parecían condenar a los canarios deja en evidencia su curva de rendimiento, conque hay que poner un uno en la quiniela.

Es esta jornada, tan metida con calzador en el preñado calendario, de ésas que pueden dejar conclusiones fiables de cara al juicio final. Los choques de Nervión, Balaídos y San Mamés encierran una importancia indudable para la zona continental, mientras que la visita del Madrid a Orriols se ve como una pelea a la baja, muy a la baja, que con la ausencia de David Navarro, ese martillo para Cristiano, pierde vinagre. Jornada para dejar conclusiones, verá como sí.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios