Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

¿Cuál es el número ideal en un plantel?

La llegada de la Copa y la aparición de lesiones desempolvan unas dudas muy difíciles de despejar

Con noviembre llega el frío y emboca la temporada su velocidad de crucero, conque mucho cuidado porque las curvas están ahí mismo. Y una de esas curvas que, muchas veces, se convierte en trampa sorprendente e ineludible es la Copa del Rey. El torneo del K.O. es como el premio mayor al que aspiran todos los que ven la Liga como una conquista imposible. O sea, que la Copa es el señuelo a seguir mediante el compromiso de la seriedad.

La Copa es una caja de sorpresas que se acentuaba cuando todos padecían la obligación del partido único, pero también saltan liebres inesperadas a ida y vuelta. La prueba más cercana la tenemos en lo que al Betis le ocurrió el pasado curso con el Cádiz tras haber solventado con facilidad la ida en Carranza. Son casos en los que suele meterse un polizón tan indeseable como es el exceso de confianza, pues de otra forma no es comprensible lo que aquel día ocurrió en Heliópolis.

También tiene incidencia en los maracanazos esas rotaciones que hacen los entrenadores y que en este curso vienen más que justificadas en el fútbol según Sevilla. Liga, Copa y Europa es un esfuerzo para el que se ha de estar preparado mediante un plantel adecuado. Ahora, con las lesiones, da la impresión de que la plantilla del Betis es insuficiente para afrontar con garantías esos tres frentes. Y he ahí la gran incógnita de si es adecuado el grupo para tanta exigencia.

En verano se confiaba en que fuera suficiente, pero el ritmo de la competición va cobrándose bajas y lo que no podía adivinarse es que fueran tantas y tan importantes al unísono. Siempre resulta complicado dar con el fiel de un plantel idóneo, pues por exceso se crea un mal ambiente con gente desenchufada y por defecto puede haber tragedia. No se sabe nunca qué es mejor, pero lo cierto es que con la Copa se apretuja el calendario y la despensa tiende a resentirse. En fin...

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios