Reyes tirado

Doctora en Biología

415, 4 y 1,5: números para el Ayuntamiento

Jóvenes estudiantes salen hoy a la calle para pedir una acción climática a todos los niveles

El verano es ya seis semanas más largo en Sevilla que hace 40 años y las olas de calor nos convierten en el norte de África, según la Aemet. Llueve menos. Prenden los incendios con mayor frecuencia. La temperatura media ya ha subido en nuestra región en 1,5 grados, frente a 0,9 de media global.

415 ppm es el número que anunciaba hace diez días que hemos superado la concentración de CO2 en la atmósfera más alta de la historia humana. La causa es que seguimos quemando petróleo y carbón a escala global como si no hubiese un mañana (literalmente). Significa que estamos haciendo poco o nada para mantener la Tierra con un clima seguro para los humanos del futuro próximo. Y eso que los gobiernos mundiales se comprometieron en el Acuerdo de París en 2015 a mantener la subida de las temperaturas en los 1,5 grados promedio.

Los científicos anuncian que tenemos apenas diez años para intentar frenar un calentamiento global drástico. Hablan de una emergencia climática que requiere cambios sin precedentes en todos los sectores de la sociedad: transformación desde lo internacional a lo local.

Jóvenes estudiantes salen a la calle, hoy 24 de mayo, por millones, para hacer huelga escolar mundial pidiendo acción climática a todos los niveles. Nos están diciendo que ellos sí están dispuestos a cambiar, aunque cueste, aunque haya que comprometerse y sacrificar mucho de nuestro "estatus" consumista.

También en Sevilla los jóvenes salen hoy a la calle, víspera de elecciones municipales, diciendo que hay mucho por hacer en nuestras calles. Que hay que empezar hoy. Que los próximos cuatro años son cruciales. Para protegernos del sol que nos quema, para que podamos respirar un aire que no nos enferme, para que seamos capaces de generar empleo y riqueza con el fomento de las energías renovables, de la agricultura ecológica urbana y periurbana, del comercio local y de barrio, de una movilidad más eficiente. Para evitar el lamento cuando el turismo decaiga al aumentar las tasas en la aviación internacional por sus emisiones contaminantes.

La Red Sevilla por el Clima, el movimiento de entidades Por el Clima de Sevilla y decenas de personas comprometidas han intentado impulsar y colaborar en propuestas con el equipo de gobierno en el Ayuntamiento y con todos los partidos políticos representados en el Consistorio. El balance de la acción por el clima no ha sido positivo.

Sevilla necesita en los próximos cuatro años un Ayuntamiento con líderes valientes que abanderen la transformación ecológica necesaria desde la solidaridad con los más desfavorecidos, el entendimiento, la colaboración y la participación ciudadana real. La crisis climática ya nos dice que Sevilla no puede esperar. Nuestros jóvenes no pueden esperar. Es urgente más acción de progreso, más trabajar juntos con valentía y menos palabras y planes que se quedan en el aire. Son 4 años y 1,5 grados: nos urge no desaprovecharlos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios