El medio centro

Carlos Izquierdo

El obispo sigue sin hablar

Nada se dice en Barcelona del sueldo a Alonso en Ferrari, a diferencia de las críticas al Madrid por Cristiano

DOS noticias sobresalieron los últimos siete días de una semana trufada de novedades. Una fue, cómo no, la elección de Río de Janeiro como sede de los Juegos Olímpicos de 2016 en detrimento de Madrid. Una pena, aunque alguna pandilla de ignorantes se alegre. La otra, sin lugar a dudas, fue el anuncio de la contratación de Fernando Alonso por parte de Ferrari. Una alegría para el deporte español sin ninguna discusión.

No obstante, este anuncio sí nos lleva a una reflexión acerca de la demagogia que destilan algunos personajes de este país y que conviene no olvidar. Es más, conviene recordarles cada vez que sea posible que dediquen sus horas y sus vidas a lo que realmente importa y no desvaríen en ciertos asuntos con la oscura pretensión de obtener su minuto de gloria cual Belén Esteban de turno.

Viene todo esto a cuenta de los emolumentos que va a cobrar Fernando Alonso en la escudería italiana a partir del uno de enero de 2010. Las informaciones hablan de un sueldo que oscila entre los 20 y los 30 millones de euros al año, publicidad y acuerdos comerciales aparte. Un dinero que el piloto asturiano se tiene bien ganado, sin ninguna duda. Lo que no se ha producido, para extrañeza de todos, es una protesta y una condena firme en todas las televisiones del obispo de Barcelona, que tanto criticó el salario de Cristiano Ronaldo, menor por otra parte que el del piloto asturiano. Tampoco se ha tenido noticia, hasta ahora, de que el representante de Iniciativa per Catalunya haya elevado a la Unión Europea una queja formal y una petición para regular tal despilfarro. El pueblo llano espera que se pronuncien ambos y que en sus quejas incluyan también los salarios del recién fichado Ibrahimovic y del recién renovado Messi. Lo bien que iría todo y que nos iría a todos si cada uno se ocupara de sus cosas y se olvidasen de sus particulares idioteces.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios