Visto y Oído

Antonio / Sempere

El origen

QUIÉN abrió la veda a la hora de arremeter contra asuntos que perjudicasen la imagen de la Corona? Esa es la cuestión. Y la respuesta no puede ser otra que la televisión, y más concretamente la cadena Telecinco, y mucho más específicamente el programa La noria. Hace de todo esto, del origen de esta nuevas formas sin corsé, seis años justos. Aunque la noción del tiempo parezca muy relativa. Pero los datos son incontestables. Hace seis años era impensable que dentro de los programas magacines, (muchísimo menos formando parte de los informativos), se diese cierto tratamiento a todo lo relacionado con los temas concernientes a la Casa Real.

Una vez se abrió la espita, todo fue rápido. Atravesado el Rubicón, el camino cundió. Pero nunca está de más regresar al origen, y tratar de averiguar de dónde viene todo. Ser consciente de aquel proceso que tuvo lugar hace seis años es rememorar momentos de cierto estupor. Porque ahora estamos acostumbrados, pero en los inicios aquello parecía increíble.

Las cosas no cambiaron de un día para otro. Todo lo que ahora vemos con cotidianeidad, todo lo que ahora escuchamos, es posible debido a que una serie de personas se atrevieron a cruzar la raya. Dieron los pasos. Se atrevieron. Y lo que parecía intocable, fue abordado de frente. Y lo inopinable, opinado. La inercia vino después. Todos sabemos lo que ocurrió. Lo sabemos, porque todavía estamos en ello. Porque somos testigos y receptores. Sabemos cómo nos lo cuentan. Pero hubo un tiempo, no muy lejano, en que no nos contaban las cosas así. Y no está de más recordar dónde arrancó todo. Quién dio el paso. Es historia de la televisión. Es Historia de España. Aunque no figure en las crónicas oficiales.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios