La ventana

Luis Carlos Peris

Ante un palio fantástico y huérfano de Madre

ESTE mediodía quedará instalado en el Ayuntamiento el paso de la Macarena; casi nada, el palio de la Macarena. Es sin la Macarena y ya sabemos que sin la Macarena, el palio baja mucho, se convierte en un paso más aunque no sea un paso más, cómo va a ser un paso más. El palio granate bordado en oro según las divinas enseñanzas de Juan Manuel Rodríguez Ojeda, con sus bambalinas de malla cayendo en la vertical de un paso único, pero huérfano. Terrible orfandad la del paso de la Macarena cuando está sin Ella, convertido en simple envoltorio o en continente sin contenido. Una obra indudable de arte la que desde este mediodía vamos a poder contemplar en el Ayuntamiento según se entra a mano derecha. Varales que se cimbrean como ningunos otros, peana maravillosa, ¿y la candelería?, o los candelabros personalizados, o el llamador y las jarras. Una auténtica joya, pero huérfana de Madre, qué Madre.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios