Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Un parón en el que ajustar las maquinarias

SENSACIONES encontradas las que deparó la tercera jornada de Liga para el fútbol según Sevilla. Un punto para cada uno que saben a lo que saben, no se sabe si a poco, mucho o regular. Y es que si la imagen del Betis en Cornellà fue un dolor, tampoco la del Sevilla dio para mucho. Sin fútbol y viendo cómo el tiempo pasaba ante un Espanyol muy limitado que apenas apuró al dubitativo Sara, el Betis inauguró su casillero de puntos.

Fue lo único positivo en ese Betis de Mel que tanta irregularidad muestra. Con un centro de campo pobladísimo y horriblemente colocado en el campo, con Verdú y Nosa empastelándose para un gilifútbol de dársela al de cara y sin ninguna opción para la transición de la defensa al ataque, el Betis se dio con un canto en los dientes por un punto que no le saca de abajo. De esos puestos que suelen generar nervioseras ciertamente perjudiciales para el futuro más bien próximo.

Eso pasaba de día para que luego, ya de noche en Nervión, el Sevilla no fuese capaz de derrotar a un Málaga que se ha ganado de pleno derecho el título de non grato. Con una alineación circunstancial y en la que Rakitic pide a gritos veinte metros más delante, el Sevilla tuvo arrestos para levantar dos veces el resultado y no lo consiguió definitivamente porque Del Cerro Grande vio un fuera de juego tan inexistente que nadie se explica cómo el linier no advirtió su legalidad.

Ahora viene uno de esos parones que nunca se sabe si benefician o perjudican. Particularmente creo que tanto a Sevilla como a Betis va a venirles bien para clarificar cosas, que son muchas y variopintas. En el Betis habrá de dar Mel con la tecla que arregle esa supina irregularidad en el juego, mientras que Emery, al que le han traído un futbolista casi a diario, no tendrá otra salida que ajustar la máquina para que el crédito no se le agote de forma prematura. A ver ese parón...

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios