Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

¿Quién hubiera pensado en un Carranza de mujeres?

La fuerza indudable del fútbol femenino lleva a intentar que con ellas sobreviva el trofeo

Atravesó el Sevilla el océano y en breve lo hará el Betis. Es la moda, que hay que ver lo lejanas que parecen aquellas pretemporadas de sudores en potreros cercanos y programación que incluía los números estelares de carranzas, colombinos, demás parientes y afectos. Nada es igual a aquello, pues la globalización y la tele supusieron un daño colateral, ya que al Pelé de turno lo conocemos desde que ve la luz y ya nada es novedad.

El Sevilla está por lo más profundo de Yanquilandia y la semana próxima se va el Betis al México lindo y querido para ir acentuando la puesta a punto. Sólo intenta sobrevivir a la dinámica de los tiempos el Teresa Herrera, el decano de los trofeos veraniegos, mientras que en Cádiz, a la fuerza ahorcan, intentan esa supervivencia mediante una fórmula que anda abriéndose camino en la selva futbolística y que no es otra que la de la presencia pujante de la mujer.

Un Carranza femenino es algo que hubiese resultado no sólo impensable sino la idea de un orate. Pero las cosas son como son y apenas como eran, por lo que ahí tenemos a la mujer en ese juguete que inventaron al alimón un alcalde, un periodista sevillano y varios iluminados más cuando se acababa de construir el estadio Ramón de Carranza. Mediados de los cincuenta para que sesentaitantos años después irrumpa la mujer como nuevo logro en su número de conquistas.

Y como cuando el trofeo despegó, la presencia del Real Madrid cobra especial protagonismo. La fuerza de la Liga femenina se ha visto fortalecida por el éxito del reciente Mundial, por lo que Florentino se ha decidido a dar el paso adquiriendo un equipo emergente, el Tacón. Junto a él, las leonas del Athletic, el Tottenham y el Betis para un Carranza tan atípico como surrealista se hubiese visto no hace demasiado tiempo, pero es que los tiempos cambian que es una barbaridad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios