Desde mi córner

Luis Carlos Peris

¿Qué pensará Antonio Álvarez?

Viendo al Sevilla que aplastó al Atleti hay que preguntarse por qué un cambio tan bestial en sólo tres días

VIENDO el repaso que el Sevilla le daba el domingo al Atlético de Madrid me preguntaba qué pensaría Antonio Álvarez. Cómo un equipo que no se comportaba como tal puede experimentar un cambio así, cómo de parecer un espectro ante el Braga, el Racing, el PSG o el Hércules se pasaba a recordar al Sevilla que llenó de plata su sala de trofeos. Siempre le di al entrenador la importancia que pienso merece, nunca creí en los milagros en ninguna de las facetas de la vida entre la que está el fútbol y llegué a una conclusión. Ésta es que o Antonio no sirve para comandar un banquillo o los futbolistas le hicieron literalmente la cama.

Vengo diciendo desde la víspera de Dortmund que el futuro empezaba allí, en Dortmund, y la cosa está saliendo. En Alemania se escribió el primer capítulo de ese futuro gracias a una sobredosis de fortuna de las que no suelen prodigarse. Jugando como en Dortmund, ni futuro mejor ni gaitas, que ganar con esos argumentos sí entra de lleno en lo milagroso. Y en tres días se arregló todo para que apareciese el Sevilla que todos los sevillistas quieren, ese equipo que desde el primer tañido se lía a tortas con el rival hasta noquearlo a base de velocidad, presión, fútbol y remate. ¿Y por qué no apareció antes este Sevilla que, además, no contaba con Jesús Navas? Chi lo sa.

Espléndido Sevilla, Negredo se parecía al que se fichó, Kanoute daba la impresión de haber tomado, como Palop, el elixir de la eterna juventud, Romaric parecía hasta ágil y liviano, Renato resurgía y por fuera se percutía como antaño. Un gran hallazgo en el que Gregorio Manzano debe tener algo que ver, que por lo pronto echó mano de los que mejor tratan a la pelota. ¿Y en tan poco tiempo se puede notar la mano de un recién llegado? Pues por lo visto, sí; por lo visto, cuando se tiene los mimbres que forman el equipo del Sevilla es posible que se note como se notó ante el Atleti la mano del nuevo entrenador. Ahora bien, me sigo preguntando que en qué pensaría Álvarez.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios