La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Lo del perro ya no hace tanta gracia

Cuando hace dos semanas fue declarada la alarma de forma oficial nos reíamos con el ingenio de cuantos colmaban las redes de chistes al respecto. Por ejemplo, lo del perro agotado por tanto paseo del vecindario hizo furor en aquel tiempo de tribulación light. Ahora, cuando el negro fantasma de una pandemia que nada tiene ya de fantasmal y que es la más pavorosa realidad de cuantas temíamos ya no nos hace tanta gracia. En aquel tiempo llamado del bienestar que tanto añoramos disfrutábamos sin darnos cuenta de que aquello debería ser algo parecido a la felicidad. Hoy, asustados ante cualquier tarugada del Gobierno, ya no nos hace gracia tal sobredosis de humor y tanto gag cansa, ya que si lo bueno es breve resulta mucho mejor. Y como la salud es lo primero resulta ahora que el árbol de la salud está impidiendo ver el bosque lóbrego de la economía.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios