La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

¿A qué precio la Madrugada?

Videovigilancia, ley seca, aforamientos, programa antipánico, masificación, vulgaridad… ¿Vale la pena?

Videovigilancia; ley seca y bares cerrados; calles aforadas; más urinarios porque se nos puede encoger el corazón con las emociones pero no por eso quedan en suspenso las necesidades fisiológicas; todas las cofradías (con el Gran Poder en cabeza desde hace 52 años) menos dos han cambiado sus itinerarios; el recuerdo de los estallidos de pánico (muchos no aclarados) achicado en "las carreritas"; titulares como éste: "Cisco comercializa ya el programa antipánico de la Madrugada de Sevilla. Diseñó esta tecnología con Ferrovial, Avigilony Bosch, y es aplicable en grandes concentraciones, como conciertos, carnavales y ferias"; propuesta de parte del Consejo de "solución desde cero" para la Madrugada 2020…

¿Qué quiere decir "desde cero"? ¿Desde que en 1340 los primitivos nazarenos -según sanciona la tradición- salían de Omnium Sanctorum con pelucas y coronas de espinas para ir a San Lázaro? ¿Desde el ordenamiento de Niño de Guevara en 1604? ¿Desde que salían las tres más antiguas que aún siguen en ella: Silencio, Macarena y Gran Poder? ¿Desde las leyes del Consejo de Castilla en 1777? ¿Desde la reinvención de la Semana Santa a mediados del XIX atestiguada, entre otros, por Becquer y Latour? ¿Desde los pleitos que desde 1899 y 1903 dieron origen al orden actual de la Madrugada que todavía algunos jartibles quieren alterar 120 y 116 años después? ¿Desde el año 1967 en que la cofradía del Gran Poder se sacrificó -voluntariamente, sí, y precisamente por ello más generosamente- dando el mayor rodeo que ninguna otra hermandad da para regresar a su templo, y con ello dando oxígeno a la Madrugada durante más de medio siglo? ¿Qué puñetas quiere decir "desde cero"?

Me estrené como primitivo nazareno, al cumplir los 14 años, la famosa Madrugada del gran parón. Poco después viví las vueltas que nos llevaron a los primitivos hasta la Casa de la Moneda, la Caridad y Arfe para regresar a San Antonio Abad dando un rodeo aún mayor que el del Gran Poder. En breve volvimos a nuestro itinerario tradicional porque la cosa quedó solventada para todos gracias al sacrificio del Gran Poder, que llegó a incluir el absurdo de rodear la plaza del Triunfo. El año pasado el Silencio, la Macarena y el Calvario también alteraron sus itinerarios. Una vieja película de Raoul Walsh se llamaba What Price Glory?. Cabe preguntarse What Price Early Morning?, es decir, ¿a qué precio la Madrugada?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios