Coronavirus La Junta, en contra de quitar las mascarillas en el transporte

LA proximidad del puente de agosto no logró hacer mella en la jornada bursátil, pese a la tendencia estacional a la venta, y el Íbex 35 volvió a superar su máximo anual, pulverizando el registro que ya cosechó el martes. La Bolsa creció un 0,35%, 30,8 unidades, para alcanzar los 8.789,3. Las ganancias anuales aumentaron el 7,61%.

La protagonista de la jornada fue la prima de riesgo, cuya dinámica zigzagueante marcó la tónica general del parqué madrileño. De nada sirvió que se diera a conocer el crecimiento del 0,3% de la Eurozona durante el segundo trimestre del año, impulsada por Francia y Alemania. La mala evolución del mercado de deuda (la prima de riesgo crecía por la mañana hasta los 270 puntos básicos) hacía que la Bolsa española descendiera hasta los 8.700 y quedara al borde de caer de esa cota. No obstante, pudo recomponerse con rapidez y e incluso ignoró el nefasto arranque de Wall Street y los malos datos cosechados por algunos valores de entidad. Cuando el diferencial con el bono alemán tocó mínimos, en 259 unidades, el verde volvió a teñir Madrid. Al cierre, la prima de riesgo quedó en 261 puntos básicos.

En Europa, sólo Londres tuvo pérdidas, al ceder un 0,37%. París y Milán comandaron las subidas, con el 0,53% y el 0,48% cada una. Fráncfort creció levemente, al revalorizarse un 0,27%. El Índice Euro Stoxx cerró con un incremento del 0,37%.

Indra fue la compañía con mejores resultados en el Íbex, tras ganar un 3,29%. Lejos quedó Acciona, que creció un 1,89%. Las pérdidas llegaron de la mano de IAG y Repsol, con un 1,25% y un 0,93% respectivamente.

De los grandes valores subieron Banco Santander, el 1,11%, y BBVA, el 0,93%. Cayeron, además de Repsol, Inditex, el 0,19%; Iberdrola, el 0,16%, y Telefónica, el 0,05%.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios