Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Un proyecto con aspecto de clavo

Nace la Fundación Heliópolis como primer asidero serio desde el que poder rescatar al secuestrado Betis

HISTÓRICAMENTE, la vida de una sociedad cualquiera está plagada de puntos de inflexión y con los días D proliferando y multiplicándose incluso. En el Betis de la hora esos días adoban su devenir y también lo es este 15 de julio, festividad de un santo tremendamente bético, San Buenaventura, que posiblemente sea pariente del gran Pedro Buenaventura. Bueno, pues hoy se presenta en sociedad una especie de clavo al que los béticos pueden agarrarse. Tras demasiado tiempo sin que haya una alternativa seria al mandarinato vigente, la Fundación Heliópolis se viste de gala para presentarse ante los béticos.

Es, sin duda, la propuesta más seria que se ha gestado en la sublime intentona de rescatar al Betis de la situación que sufre y regenerarlo luego. Viendo ayer en los papeles y el día anterior en la tele dónde los futbolistas del Betis pasaban el reconocimiento médico me preguntaba cómo puede haber todavía jugadores que quieran fichar en el dolorosamente todavía Real Betis Balompié. En unos vestuarios tercermundistas, todos apiñados, sin intimidad alguna y entre las risas de pacientes y sanitarios, la imagen del pobre Betis quedaba nuevamente alanceada para sonrojo del bético y hazmerreír generalizado de todo el personal ajeno a la obra. Una vergüenza.

Es el bochornoso momento que vive el Betis y ojalá esa Fundación Heliópolis que hoy se presenta y en la que quizá no estén todos los béticos que son, pero que seguro que sí son béticos rotundos todos los que están, ponga pies en pared y empiece a levantar el edificio derruido por una gestión miserable, cicatera y ciertamente obsoleta. Es, por tanto, este día de San Buenaventura un enésimo Día D en la historia de las trece barras, un asidero que no debería fallarle a los béticos. Sé de la buena intención de sus componentes, pero también sabemos que no sólo con buenas intenciones se escribe el futuro, sobre todo cuando el presente está manejado de esta forma tan demencial.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios