Las dos orillas

josé Joaquín / león /

Un proyecto perdido

ERA la semana de la Feria. Coincidió con una noticia sobre otro pasito más en el sobrecoste faraónico de las setas de la Encarnación. Quizá por eso ha tenido poco eco la renuncia de la Archicofradía de Pasión a las naves situadas en el entorno de Santa Clara, en la calle Becas. Hay que explicar a quienes no conozcan ese proyecto (presentado en 2009 al entonces alcalde socialista, Alfredo Sánchez Monteseirín) que Pasión no pretendía un proyecto especulativo, sino todo lo contrario: un centro asistencial para atender a inmigrantes. Un proyecto social, benéfico y solidario. Por supuesto, los colectivos que han criticado la cesión de las naves lo hubieran aclamado si en vez de estar promovido por una cofradía se le hubiera ocurrido a una entidad denominada Subvencionemos, Transeúntes Unidos, Corrala Qué Alegría, o algo así.

Las críticas se centraron en el parking que proponía Pasión. No se podía construir, según el actual PGOU. Aunque tampoco sería tan horrendo modificar la planificación para algo que es de interés benéfico, teniendo en cuenta que otras veces se cambió para lo que se cambió. Lo del parking fue incluido porque las condiciones económicas actuales no son las mismas que al principio de la crisis, cuando Alfredo recibió la petición. A día de hoy, para una cofradía, entramparse con ese proyecto, sin tener una financiación garantizada, hubiera sido una locura.

Pasión ha renunciado a la cesión que le hacía el Ayuntamiento, ahora presidido por Zoido, para evitar conflictos políticos en un periodo electoral. Javier Criado le ha dado así una vuelta de tuerca a la frase de Santiago Montoto, y en vez de no querer "fías, ni porfías, ni cuestión con cofradías", no ha deseado "fías, ni porfías, ni cuestión con políticos". En la renuncia, ha influido también el movimiento de algunos indignados de la zona, que se oponían a este proyecto benéfico. Un grupito ya estaba a punto de crear una plataforma para pedir que la zona de cocheras de esas naves sea reconvertida en jardín. Por su parte, un sindicato de la Policía Local pedía la cesión de este espacio para reforzar las instalaciones policiales. Raro será que no haya una okupación alternativa.

La Fundación Asistencial de Pasión, visto lo visto, reconducirá el proyecto hacia algo más modesto. Después de esta polémica, con el tiempo, ya se verá lo que pasa en las naves de la calle Becas. Puede ser que incluso ocasione sobrecostes.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios