LA Bolsa española perdió ayer el 1,44% y se acercó al nivel de 9.600 puntos afectada por la recogida de beneficios en las plazas internacionales y el retroceso de los grandes valores. Tras perder 140,5 puntos, la mayor caída en dos semanas, el índice de referencia del mercado nacional, el Íbex 35, cerró en 9.605 puntos.

Una hora y media después de abrir con pérdidas moderadas por la caída del 0,48% de Wall Street en la víspera y el descenso de la actividad en el sector servicios chino, la bolsa nacional perdía el nivel de 9.700 puntos. El mercado nacional resultaba afectado por la bajada de las plazas europeas y no podía rentabilizar la caída del paro en noviembre en España en cerca de 2.500 personas o la mejora de la confianza de los consumidores españoles.

Tampoco conseguía sacar provecho al descenso de la prima de riesgo (se situaba en 237 puntos básicos tras la apertura) porque los inversores apostaban por la recogida de beneficios. La caída del 0,5% del PIB del tercer trimestre de Brasil (en tasa interanual aumenta el 2,2%) tampoco gustaba al mercado, que asistía a leve revalorización del euro hasta 1,357 dólares y del petróleo Brent a 111,5 dólares.

A pesar de la mejora de las ventas por internet en el inicio de la campaña navideña en Estados Unidos, Wall Street abría con pequeñas pérdidas que se incrementaban paulatinamente y que le situaban bajo el nivel de 16.000 puntos.

Todos los grandes valores bajaron, con Repsol a la cabeza y una caída del 2,43% aunque el barril de crudo Brent se cambiaba a más de 112 dólares, en tanto que Banco Santander cedió el 1,7%; Iberdrola, el 1,59%; Telefónica, el 1,55%; BBVA, el 0,93%, e Inditex, el 0,78%.

Mediaset lideró las bajadas de las empresas del Íbex con un recorte del 5,1%, seguida por Acciona, que perdió el 4,56%, en tanto que FCC descendió el 3,61%; ArcelorMittal, el 3,39%, y Banco Popular, el 3,01%.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios