Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Un purgante que puede convertirse en bálsamo

COMO un apéndice de lujo para el gran día que hoy vivimos, un derbi. El si no quieres caldo, dos tazas del día del sorteo se reafirma en el día de autos. Ni Betis ni Sevilla llegan al derbi con cuerpo de jota. La hecatombe bética ante el Éibar y la enésima frustración viajera del Sevilla hacen que ambos afronten este derbi como un lío inoportuno, un purgante que bien puede convertirse en bálsamo así que den las ocho en todos los relojes.

Viven ambos circunstancias parecidas, pero matizables, muy matizables. El Sevilla no está respondiendo a las expectativas y eso le pasa factura a su laureadísimo entrenador, mientras que el Betis sí responde en cierta medida a lo que puede esperarse de su plantel, pero con la amenaza de unas sensaciones alarmantes. La posición del Sevilla en la tabla no es la esperada, pero tiene crédito para la reacción; la del Betis es más que aceptable, pero la última deriva aterroriza.

En el Sevilla, los números juegan en contra de una sola persona, el entrenador. En el Betis, las horribles sensaciones que emite el equipo se achacan a varios frentes. Desde el consejo al entrenador, pasando por el director deportivo, todos son presuntos culpables, absolutamente todos. Y es que mientras en el Sevilla la institución permanece a socaire de cualquier viento, en el Betis siempre se está al pairo, a expensas de lo que dicte la climatología de turno.

Pero fútbol es fútbol y lo mismo que se aguarda con inquietud y demasiadas mariposas en la barriga, el derbi de este día de Reyes puede ser bálsamo que cauterice heridas y plataforma de lanzamiento para un tiempo mejor. ¿Favorito? El Sevilla, claro, quién duda de que se trata de dos potenciales de muy distinto calibre. Lo de uno parece pasajero y de fácil reconducción, en el otro da la impresión de que su vocación autodestructiva sigue incólume. De todos modos, fútbol es fútbol.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios