Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Un reparto que pide arbitraje

Mientras no exista un órgano capaz de decidir qué cobra cada uno de la tele, la equidad no será nunca posible

DÍGASE como se diga, alcanzar un acuerdo justo en el reparto de los dineros televisivos nunca será realidad mientras no se arbitre una fórmula imparcial a la hora de dictaminar qué dinero le corresponde a cada uno. Tenga por seguro el personal, llámese José María del Nido, Fernando Roig o el jeque, ese árabe que compró, dicen, el Málaga que nunca se llegará a una fórmula que les contente mientras sean el Madrid y el Barcelona los que tengan la sartén por el mango. Aquí, por dinero baila el perro y aún no apareció la figura de quien sea generoso con el prójimo a cuenta del dinero propio, por lo que la cosa pinta mal.

Tanto el Madrid como el Barça, que deben hasta de callarse, jamás van a renunciar a lo que consideran suyo en beneficio de los demás y, si acaso, como ahora, únicamente accederán a soltar algunas migajas del gran banquete televisivo. Aquí ha de aparecer la figura de un árbitro con decisiones que sean vinculantes, pero es que tampoco los operadores televisivos dan facilidades en este prosaico apartado del reparto. En realidad, y desgraciadamente, a los operadores sólo les interesan los dos colosos y al resto les dan el papel triste de meros acompañantes, de comparsas para un espectáculo que, a pesar de todo, no sería posible sin ellos.

No sé si la Liga de Fútbol Profesional bajo la inefable presidencia del hombre que hundió a la Real Sociedad tendrá atribuciones para convertirse en árbitro de la situación; ni siquiera sé si le apetece agarrar este toro por los cuernos, pero bien podría recitar dicho rol a la busca de una competición más competida. No soy optimista al respecto, sobre todo cuando veo que en cada reunión se alza por encima de todas la voz de Florentino Pérez. Y si no existe algo de rango superior que le obligue a un reparto más equitativo, no hay guardia civil suficiente para que los dos colosos suelten algo más que esas migajas que ahora acceden a repartir. Hace falta un arbitraje ya.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios